Atención: Todas las obras del blog "ME ENCANTA SER YO" están protegidas por la propiedad artística de Noris Capin.
#NOR-172545 ®.

domingo, 21 de agosto de 2016

AL SALIR DE LA PATRIA

 
AL SALIR DE LA PATRIA
Mas no me río, no me abochorno
de mis aburrimientos ni los cubro
de ese sol vivaz, de esa hoguera
pálida, de ese sobretodo de pana
con que me cubrí el cuerpo al salir
de la patria.
Y sigo, en ese andar casi dormido,
tomando el flujo de los vientos
-que hago míos- por amor al arte
o  ¿es por amor al arte? -aclaro.
Y siento golpes agitar mis versos,
los veo tambalear por la calzada,
lo escucho palpitar, los veo durar
como el invierno que flagela
la imagen del sol abrazando cada
sombra en donde me veo brillar.
Mas no me gozo de mi empeño
en recuperar mi aliento de niña,
en encender la llama del calvario
para nunca amortiguar el olvido
en dónde estás.
Y en desazón me guardo la vida
que me restablece como imagen
nueva, no como piedra muerta,
sino con la sustancia de respiro
por siempre entre las flores.

 
noris capin


 

 

 

 

 

 

 

domingo, 14 de agosto de 2016

RELEVO DE VIDA

Allure of the Sea
Arte de Noris Capin
Relevo de vida

Porque el Altísimo , el que vive para siempre y cuyo nombre es santo
dice:  “Yo vivo en un lugar alto y sagrado, pero también estoy con
el humilde y afligido.”

                                                                                             Isaías 57:15

Mujeres de Dios, pongan argumento a sus vidas, ¡pongan fuego al banquete que espera! Besen  la senda por donde caminan y recojan las flores que adornan en derredor.  Encuentren, en el borde de algún recuerdo, los pétalos que deshojó una flor; y báñense con el rocío que dejó impregnado el frío, cuando el amor se fue y no volvió.
Vuelvan al cálido engranaje que dicta sus propias causas y vayan a descansar sus cargas a la  cima de la montaña, y abracen abiertamente el tiempo que ya pasó.
Sumérjanse en la plenitud de Dios, encausen sus vidas por la senda ungida, y traten de alcanzar la luz  que les brinda el amanecer... Entonces sujeten con gozo el ramo de sus heridas, que se han quedado dormidas en el tiempo que se esfumó, y festoneen con agrado, las delicias, los agravios, la belleza de los días de su santa juventud.
Al alcanzar esa afrenta, que aviva el camino de cruces, recuerden a los conocidos que hicieron la diferencia, los que se sumaron a sus contentos y fiestas, a quienes tuvieron paciencia durante las épocas de estupor, en tiempos de luces y de tantas leñas por quemar.
Tírenle también sus manto a las personas que inspiran, y pásale el testigo, a quien corre contigo la carrera inmensa de la adversidad.
Releva el llanto, por el zumbido del viento, y pongan un ramo de laureles en la entrada de sus estancias; viendo así como el sollozo se torna en un dulce canto, alejando el diluvio de sus cansancios y la estela dolorosa del adiós.
No obstante, en y caso de que las tinieblas no apacigüen su ardor humano, Dios te toma firme de la mano y dice: “te amo”, "estoy contigo", no te he olvidado...

 
noris capin
 

 

domingo, 7 de agosto de 2016

Mujer

Mujer
Mujer, nacida de la mujer, alianza, eco, imagen suave  del rocío, luna bajada del cielo, verso raudo. ¡Escucha este pregón inspirado! festivo, alegre,  de profundo poderío, fiel  a las notas del arpa, devoto  al compás de los ríos. Eres la flor pura del Este, la estrella ilustre del Sur, la llovizna grata del Norte, la onda azul del Oeste, la pasión sutil del Caribe y las Islas Vírgenes del Universo. Es para ti esta porción de luz, el aria de los arcángeles te alzan con su galanteo de paz, el monte de los olivos te abraza, te nombran los mares de Mediterráneo.
Cómo te cantan las rondas y las rosas te veneran; los jóvenes prorrumpen la inmensidad de tus formas, en el calor de tu abrazo, extendido en tu mirada:  sin límites, sin líneas   acortando tu paso, sin orillas alargando tu senda; la voz de las promesas te aplaude y proclama tu encanto.
Para ti es este cántico, mujer, en donde se afinan las liras  y pactan contra la desdicha  los ángeles, y se armoniza el amor del espíritu desde el dolor y la vida.  Eres inolvidable, mujer,  perenne luz de la sociedad,  hierba de todos los olores, novia del mar, de infinita dulzura, vida de hoy, vida de mañana y de siempre.  Mujer, eres tú, soy yo, somos la increíble amplitud del tiempo y del amor hecho cuerpo, puesto en medalla brillante de luz y de cantos.
Contigo se propagan los campos y las siembras se hacen más plenas, más consientes de las lluvias que riegan los frutales límpidos, sin manchas y sin penas.  Eres el la galaxia de los confines de la tierra, la máxima inspiración de los poetas, de los dioses comprometidos con tu candor y belleza.  Eres, sin dudas, el girasol flotando alrededor de la arena, sobre el aire y por encima de las gaviotas de las playas; tu manto firme deletrea la grandeza de una estrella, alineando el surco de la caña, que crece hasta tus rodillas, rompiendo la hierba muerta hasta enloquecer el verdor de la hierba viva, cultivada bajo tu falda de franjas blancas.
Eres la sal del mundo, la única bandera que ondea en lo alto, la cremallera que sube y baja para conciliar los versos, escritos con esperanza.  Eres, eres, la máxima musa de los mortales, la tierra en donde nacieron los higos, en donde los higos crecen al son del clarín o al murmullo de los barcos y de las olas...
Sin ti no hubiesen nacido los hijos; los alimentos cosidos por tus manos parecen alabanzas al amor de quienes amas y por quienes sufres, mujer de las semanas entretejidas, largas, de tanto laborar para los tuyos, para ser del cultivo un manjar, una vianda traída de los surcos en donde crecen los regadíos.
Sin ti no hubiesen brotado los horizontes ni tampoco germinado la flor en donde está tu parecido, en donde se encuentran las guirnaldas que adornan tu cabello, negro, de tantos dolores allegados a tu sien.  Sin ti no hubiesen sido posible el amor, dado en bandejas de plata, en tenedores de oro y platos de vajillas de bronce, tallados hasta el mínimo detalle de tu cuerpo.
Mujer, mujer, soy yo quien me pinto en la esencia de todo lo expresado, en la inmensa tristeza del amor imposible, dibujado en la esfera de tus versos, en palabras hermosas del inmenso vocabulario.  A ti, a mí, por ser armoniosas cumbres de todos los tiempos.
noris capin ®
 


 


 

 

domingo, 24 de julio de 2016

Para vivir en armonía y sin estrés

Visitants: 13
 
Para vivir en armonía

En fin, vivan todos ustedes en armonía, unidos en un mismo sentir y amándose como hermanos. Sean bondadosos y humildes.

                                                                                                    1Pedro 3-8
 
Amigos míos hay que tener un sentido de armonía personal cuando se trata de vivir una vida equilibrada y de orden. Hay que tener un balance profundo para que el ritmo de nuestra existencia engendre la calma y haya una transformación en el diario vivir.

Poder armonizar la estabilidad mental y espiritual merece nuestra atención ya que es un círculo que gira por sí mismo, en todos los aspectos de la vida del hombre, para mantener la salud corporal del ser humano.  La parte emocional, que es también una forma de simetría interna con el ser, juega un papel vital para que todo camine en perfección y nobleza.

De una manera u otra y de una forma efectiva, todo cae dentro del área que conlleva a la concordia personal para apartar el estrés, la ansiedad, los ataques de pánico de nuestra vida y  para llegar a un acuerdo personal con la paz del espíritu y la unión con Dios.  

El estrés  no se puede manipular o aplacar tan fácilmente, se necesita meditar y entender la causa y el nerviosismo y si vale la pena o no, estremecer nuestra serenidad propia. El estrés es una sensación de agobio que se siente, se sufre y se soporta, cuando la persona no tiene la capacidad momentánea de expresarse o de actuar con enfoque, con fortaleza  o de un modo coherente frente a cualquier situación donde se sienta invadida. 

Sin embargo pueden haber muchas otras razones para que el estrés y la ansiedad subyuguen a la persona hasta el descontrol y, cuando eso sucede, debemos esforzarnos incesantemente para que no se pierda el sentido de la armonía.

De alguna forma el estrés cobra una parte de nosotros mismos cuando no sabemos cómo dominar, dentro de nosotros, ese estremecimiento o sobresalto dentro del cuerpo.
Según las encuestas la gente que es feliz no tiene un sistema inmunológico enclenque, ya que su actitud ante la vida las motiva a ser positivas y a pensar en cosas que tengan sentido y real importancia. Esas personas, que han sabido llevar una existencia fuera del estrés y la ansiedad, viven una vida plena y un tiempo próspero porque han podido diferenciar entre la paz y la guerra.
Muchos de nosotros vivimos siempre a la expectativa de que algo va a ocurrir, que todo anda mal y, por consecuencia, nos vemos dañados por el temor y la inseguridad. Cuando nos preocupamos por los pormenores de la vida, sufrimos atropellos internos que se reflejan en todo lo que nos rodea, en todo lo que expresamos y cómo actuamos.  De manera que alterar ese estado de depresión pasajera es lo aconsejable, no por mí, sino por Dios —quien es el único que puede contrarrestar los síntomas dañinos del estrés y la ansiedad—.
Dios desea que sepamos balancear esos obstáculos que nos acarrean una serie de situaciones graves y negativas. Dios quiere que aprendamos a ser fuertes de espíritu para que tengamos motivaciones que propaguen hechos placenteros y para estar de acuerdo con la armonía íntima y el buen vivir. Debemos de hacer un alto y pensar qué es lo que nos inquieta.
¿Qué más pudiéramos desear que vivir una vida llena de recompensas espirituales enviadas por Dios? ¿Qué más desearíamos que sucumbir delante de la presencia de Dios sin ataduras, sin preocupaciones, sin nada que nos arrastrara hacia el estrés y la depresión? ¿Es que acaso no sabemos cómo orar para pedirle a Dios el auxilio que necesitamos porque no sabemos el método para dirigirnos a Él?
Pero para orarle a Dios, amigos, no hay una técnica ni un formato, para dirigirnos a Dios no existe un estilo especial o un modo específico para hablar con Él.  Lo primordial, lo importante y lo vital es tener un corazón contrito y humillado y hablar con Dios en espíritu y verdad. Para llegar a los atrios de Dios sólo necesitamos la armonía interna y el deseo de abrir el corazón y donárselo a Él  con todas las fuerzas, con toda la obediencia que le debemos al Padre Celestial.
Dice la Palabra de Dios en 1Corintios 1:10 lo siguiente:  Hermanos, en el nombre de nuestro Señor Jesucristo les ruego que todos estén siempre de acuerdo y que no haya divisiones entre ustedes. Vivan en armonía, pensando y sintiendo de la misma manera.
Amigos, dejen detrás el estrés, enfréntense a la vida con determinación, con fe, con esperanza, con plenitud, con la certeza de que todo lo que se pide a Dios en oración, según Su voluntad, ya está en Sus poderosas manos.  Vivan la vida felices, amigos, eternamente felices, en armonía y confianza, hasta que Dios quiera y hasta siempre. Amén.

 
noris capin
 

 

sábado, 23 de julio de 2016

SON DEL SILENCIO

VISITANTES: 13
 
 
SON DEL SILENCIO
 
El silencio nunca está solo, sino lleno de palabras.
Tal vez se entienda como un canto o como una oda,
mas en ciclo de invierno las palabras nunca sobran
cuando el canto cobra un mundo de promesas.
Es semejante a  un murmullo de latas y sorpresas,
como un oleaje sin agua, de  negruzcas sombras
que llegan y se prendan al silencio.
La mudez arrasa las horas y las prolonga,
hasta la última gota de verano, hasta el barril lleno
de zozobras.
El silencio nunca está de más para quienes oran,
la fiebre de cristal no cruje ni tampoco llora,
sobre los quemados campos,  o por arriba del sol
sin peto y sin espalda.

sábado, 2 de julio de 2016

Todo lo escrito

VISITANTES: 43+2
TODO LO ESCRITO
 
Son los años los que se rinden ante mis rodillas,
son las estaciones y los murmullos del tiempo
quienes recogen mis vivencias y las resucitan
del sueño esperanzador que me abraza.
Y crecen en el firmamento miles de recuerdos
y nacen sin ser oídos los silbidos de las sirenas,
que se prenden con las horas y con los sueños
de algún vaivén no reconocible.
Será el dolor que suelda las raíces de mis ansias
que se hospedan del otro lado de mis preludios,
como un camino de fe, como una hoja de laurel
cubriendo mi cabeza.
Cuantas lluvias y cuantas reflejos me renuevan
junto a corredor de los versos,
cuantos escombros inspeccionan mis entrañas,
acabadas de revivir y cuantas noches
en vela se abasteció mi pecho
queriendo alcanzar el canturreo de los ángeles,
con mis manos de alabanza, con ese sentimiento
de libertad y armonía de todo lo escrito.
 
noris capin

lunes, 27 de junio de 2016

La vida no deja de ser hermosa


Visitantes: 20
 
LA VIDA NO DEJA DE SER HERMOSA
 
Cuando te vaya bien,
disfruta ese bienestar...

                                                                               Eclesiastés 7:14
 
La vida es un suspiro, un instante, un flechazo.  Sin embargo en su propia magnitud no deja de cautivarnos.  Con gracia y  plenitud nos aleja del rechazo e invierte con astucia sus perennes  contradicciones.  Y en medio de las confusiones que suelen contrarrestar nuestra faena, sabemos que la vida es buena y la cuidamos con esmero.
Nos complace saber que la vida es justa, afable, la consideramos también una caja de sorpresas.  Las aflicciones y rupturas que se apegan a esta vida, no siempre están impregnadas de alegrías y  de heridas. La vida es de por sí fascinante, llena de un centenar de encantos, una mezcla encantadora de gozos y llantos para ser posible su nata exquisitez.  Oh...la vida.
Mas al estar midiendo su timidez desmedida, en situaciones y contiendas, la vida  suele despertar la tienda en donde el reposo anima.  La vida nos da una bofetada, una sacudida, una especie de asombro  en medio de la falsedad que nos lanza.
No obstante la vida nos derrumba, nos derrota y nos levanta de las caídas. Decimos en momentos de tristezas que ella sólo ha traído desacuerdos e idas, un atado de flaquezas, un ramillete de incoherencias tan pronto pasan los días.
Decimos también que la vida es una gruta, en donde calmamos la sed, un juego en donde alejamos la aridez de todo lo que no conviene. Y al saber que todo sostiene, las gracias que Dios nos ha dado, la vida la moderamos frente al sol poniente.
Llegamos a la mera conclusión, de que no queremos apartarnos de las recompensas que nos brinda, y nos cubrimos de ilusión cuando la encontramos digna.
Y en toda su fiel consigna, cuando nada se cumple y todo se asemeja a la enseñanza de Dios, sabemos que la vida es vida: un bocado de pureza, un reino prolongado, casto, lleno de incesantes proezas y de enormes bendiciones.
La vida no deja de ser hermosa, llena de flores su senda amplia, henchida de humildad para quien la busca, cargada de jugosas conclusiones, inundada de bondades al pie de la letra, ancha, pulcra hasta la plenitud de todas las reglas que no dejan de ser verdades.
Y recogemos los fragmentos reales, de todos los episodios y pérdidas, con la total desolación, con la certeza que toda angustia es pasajera. La vida se mueve en su propio eje, desplazando todo para conservar su ritmo copioso y, en medio de la rueda, que cruje con los baches de la vida, ella nos  apura a vivir, a sentir que es maravillosa su campaña y su viaje.  Ella nos llama a tomar nuestro equipaje y ser mejores personas, a quererla como se quiere algo preciado, algo palpable, algo limpio como los salones donde bailamos su música incomparable.
Nos dice la Palabra de Dios:  El Señor te protege de todo peligro; él protege tu vida. El Señor te protege en todos tus caminos, ahora y siempre. Salmo 121:7-8  
Y al comentar es vida la luz que nos ilumina, y que en su propia plenitud nos abraza, nos colma, sabemos que la vida es increíble siempre y cuando haya salud, cuando hay esperanza, cuando hay amor.
Al entender que Dios nos dio la oportunidad de vivir, y de disfrutar de toda su extensa divinidad y cordura, nos despertamos de la duda que surge, cuando endebles decimos, con absoluta honestidad, que la vida a pesar de todo es una cuento, una novela en rosa, un capítulo por cumplirse, un reto, una esfera que dice la hora, una vela encendida y, por tanto, la vida no deja de ser hermosa...
Dice Su Palabra en el Salmo 37:5-6 lo siguiente:  Encomienda al Señor tu camino; confía en él, y él actuará. Hará que tu justicia resplandezca como el alba; tu justa causa, como el sol de mediodía. 

 

noris capin


 

 

 

domingo, 19 de junio de 2016

Son de Junio

VISITANTES: 24
 
 
SON DE JUNIO
Siempre pensé que junio era el mes de los ángeles,
ángeles que rodean el aura de mis pensamientos
cuando en derrota no poseía la virtud de pensar.
Junio, cuantas veces miré el verano como algo ausente,
como en vísperas de la anunciación estuve de pie
mirando los días sin linaje mi voz.
Y en vez de contar cada estrella, en el mes del sol,
opté por contar los sueños y recitar una estrofa al mar,
en tiempos de lluvia, en días de soledad, de traspiés
mi nombre por si acaso no volviese abrazar...
Pero hoy, este son de Junio palpita sobre mi vigilia
y no dejo de tocar el vientre de la aurora y no ceso
de decir que son míos los días que pasan.
De  mi propiedad la vida, la senda que sube y baja
durante en el sonar bullicioso de mi alma y del mes
en que abrí los ojos junto al mar.


noris capin

  

domingo, 12 de junio de 2016

El paso del pavorreal

VISITANTES: 27

Obra en proceso de
Noris Capin
 
EL PASO DEL PAVORREAL

Es tan tétrico ver como las cosas
no se resuelven en un pequeño lugar
en donde no puedo dejar mi corazón
desatado, libre, relajado...
Mi corazón lleno de verdor, henchido
de raíces de sacrificio, de colores,
de mirada y ojos sorprendentes.
Ojos que buscan la belleza matutina
y el esplendor de palabras que cambien
el curso de la vida.
Vida que continúa siendo devota,
confiable a tantas cosas, honorable,
estable a los ritmos del viento.
Vientos que tocan la puerta del miedo
y la ansiedad, de pronto, lejos del campo,
fuera de mi manera de ser,
doloroso a los ojos misericordiosos
de Dios.
Dios que observa las quejas  de mi alma
y la injusticia que fragua una sonrisa. 

Obra in process
Noris Capin

THE PEACOCK WALK
 
So sad to see how things get worked out
in a small place where I cannot leave my heart
unfastened and free, relaxed...
My heart filled of green grass, stuffed with roots
of sacrifice, of colors and  surprising sad eyes.
Eyes that seek the beauty of the mornings
and the splendor of a kind word that changes
the course of life.
Life that endures and continues being faithful,
trustworthy of so many things, honorable, steady
to the rhythm of the wind.
Wind that knocks on the door of fear and anxiety
formed out of the blue, away from the fields, not in,
out of character, sort of heartbreaking to God.

God that sees the grievances of the tight breathing
of my soul and the injustice of life forcing
me to smile.

 
noris capin

domingo, 5 de junio de 2016

COMO UN ÁNGEL

VISITANTES: 20
 
     COMO UN ÁNGEL
I
No sabes cómo me encanta mover mis huesos,
verlos bailar en cada estación y en cada albor
como si fuesen sandalias acabadas de comprar.
Dicen los libretos que me asemejo a un bullir
de vuelo, a un pez, saltando sobre los límites
de mi porvenir y flotando bajito sobre el tablero
sólido de mi andar.

II
Nunca me habían dicho que sería una danzarina
de paso, que aquello que hacía moverme
-de lado a lado- sobre la punta del sol y la vid,
no era más que un secreto  misterioso del mar.
III
Oh... la falda sin planchar me elevaba, me subía
como a un ángel, los pliegos de mi enagua latían
sin cesar sobre los aires del palmar.
Las cintas, oh, las cintas de mi cabello ceñían
los cuatro largos siglos ociosos sin amar...
IV
La víspera de  sones me traían tantas memorias,
vueltas sobre el viento retozaban en mi regazo,
la punta de mis pies alcanzaban la vida,  la única
estela de mi sombra huía juiciosa sin cesar
 V
Tantos desmayos crecen infieles a mi nombre,
cuantos dolores acabaron por lanzarme al suelo,
un sin fin de clamores me perseguían por la cola
del baile sin descansar.
VI
Y ahora recojo mi pañuelo y me lo acomodo
en mi añoranza, lo aprieto contra mi pecho, lo velo
como  a un río que danza, que salta sobre las  íes
de mi intenso soñar.
noris capin
 

sábado, 4 de junio de 2016

Siempre

 VISITANTES: 22
 



SIEMPRE

Siempre detrás de la fila, permanentemente estancada

en el azul quebranto de la nada y en la máxima oscuridad.
No hay hora que no me pierda en pensamiento y, en la última
salida, cuando nada es impecable como un  nuevo atuendo,

cuando ya no suene la voz del canto reclamando alguna tonada

de tarde la vida me alimentará con su llanto.

Siempre detrás de la fila, perpetuamente humillada, relegada

como una pordiosera que pide alimento en el contén de alguna

esquina deshabitada de autos y de fieras,

escondida debajo del rosario de tantas cuentas, de tantas flores

sin cortar dentro de la mirada.

No tengo por qué saber si hay público que lean mis duelos,

no entiendo si de a poco respiro en el altar de la ignorancia

o si de repente me estiro y ordeno mis cansancios con la escoba
de la muerte.

Con la valija del silencio, con la estola desteñida, con la facilidad

de que un día me adentre al verso sin considerar, hallo la desdicha

de cuanta palabra exista en la vigilia de los sueños.

En las horas de bruma, en el peñasco  que  resguardan mis papeles

rotos, allí, en la sombra del patíbulo sacrificado de fe, allí,

como una nota callada, allí, con los pies cortados a ras de tierra,

allí traduciré mis memorias, las dejaré hasta que fallezcan.


 
 noris capin