Atención: Todas las obras del blog "ME ENCANTA SER YO" están protegidas por la propiedad artística de Noris Capin.
#NOR-172545 ®.

Mostrando entradas con la etiqueta Aprovecha el tiempo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Aprovecha el tiempo. Mostrar todas las entradas

domingo, 22 de febrero de 2015

Let the bird sing

Color pencil illustration by Noris Capin
(not finished)
I TREMBLE

 
I tremble at the fine line between the sky and the earth
and, somehow, its rather sad to observe the distance
between the sky and the earth without a tear.
All that passes through the eye of a needle comes
back to the original state of pure imagination, and stays
floating in the mind like a white feather of a bird.
How many friends have gone to heaven? How many
belongings have ended up thrown in a plastic container
for others to succeed?
How many time we had welcomed happiness and
instead a full load of sadness have planted its germ
in the soil of my soul?
 

noris capin

 

 

sábado, 14 de febrero de 2015

¿Que es el amor?

 
Con mis nietos
 
"Dia del Amor"
¿QUE ES EL AMOR? 

¿Qué es el amor
sino un momento de alegría,
un segundo de versos
leídos así, no más?
Es el minuto sorprendente,
 entre tantos minutos del día,
en el instante cuando ya
la vida es un copo de nieve
o un recuerdo,
o una luz de luces sostenidas
en la memoria.
Pero hoy, río de compromiso
y no lloro porque llorar
es atroz y causa tanto dolor
a mi risa.
¿Pero que es el amor
sino un paso sorprendente
en el pantano seco,
o en el lago luminoso
de los sueños?

 


Acrílico sobre lienzo
MI VOZ ENTRE CANTARES
 
Se va la vida, se pierde entre los ladrillos
y las lápidas de los campos.
Se van cayendo las fechas y a veces pienso
no ha servido de nada viajar por los siglos,
por los paréntesis y las pausas caídas desde
la cúpula de algún edificio abandonado.
Soportar el tiempo es como rozar la noche
apagada de alabanzas, sin saber si llueve
o si escampa en la colina o en la eternidad.
Oh, aquellas mañanas parecen pertenecer
a un cuadro ajeno o a una imagen inerte
envuelta en hielo, frágil como si fuesen
un rastro de lluvia seca, de presencias idas
y ausencias amadas imposibles de olvidar.
Oh, se me va la vida, se pierde en el verso,
y en la intensa agonía de quererlos embalar
lejos, de quererlos aprisionar en mi pecho
y en un lugar atarlos al árbol seco del mar.
 




HOY NECESITO
 
Hoy necesito estar en silencio,
y que nadie sepa de mí,
que nadie me vea pues no estoy
 para que me vean llorar.
No estoy en la ciudad en donde ayer
estuve ni tampoco estaré
en el centro de donde hoy me fui.
Soy invisible, no tengo cuerpo,
no tengo mente ni siquiera voz
para decir lo que siento.
Soy muda y en mi invalidez crezco
de callarme tantas injusticias,
tanto temor a no ser , a no ver,
a no hablar...
En una isla conseguiré tantas cosas,
y caminaré sin rumbo y conoceré
cómo la ola se desplaza en la orilla
y veré así mismo cómo se humedecen
mis pies de agua y de ritos inocentes,
perdidos, entre el velo misterioso
de mi piel y la distancia.
Necesito estar en silencio,
y que nadie esté aguardándome
en el paso de las olas, o en el riel
en donde se pierde el mar ante mis ojos.
Y allí miraré por siempre más allá
de la ensenada en donde escribí
tu nombre.
noris capin

domingo, 8 de febrero de 2015

DIME, AMOR DE MI VIDA

VISITANTES: 200





 
 
 
El amor jamás dejará de existir
“Dime, amor de mi vida,
¿dónde apacientas tus rebaños?,
¿dónde los llevas a descansar
al mediodía?
                                                                                 Cantares 1: 7

 Es imperioso hablar de la importancia del amor, cuando suceden tantas cosas en el mundo que nos apartan de la creencia de que el amor no existe en la vida del hombre. Que al expresarse en palabras al igual que en hechos, los medios de comunicación nos informan de las verdades de la vida real  distorsionando la voluntad y la armonía que tenemos y debemos de observar.
¿Entonces qué pasa cuando leemos tantas calamidades y vemos tantos deterioros arribar diariamente
como si fuese una avalancha de nieve cubriendo la luz total el amor? ¿Es pues, agradable, sentir el dolor de los hombres, cuando se exponen sus tristezas al mundo que es, al final, indiferente al dolor humano? ¿Qué sucede cuando vemos los desparpajos anidar los desalientos y las atrocidades como parte del inicio oficial del día? 
No, no se puede creer en todo lo que expresan los diarios dentro del corazón o dentro de la crisis mundial de nuestros tiempos; debemos pues, por cuenta propia, salir a buscar las bendiciones de Dios en los seres humanos como un anuncio en contra de la vileza salvaje del mundo. Hay algo que no está funcionando…
Pero siempre ha sido así, la humanidad no cambia ni cambiará nunca; no mejora su actitud ante la evolución propia de las épocas y empeora cada día más el respeto y la bondad que corresponde a cada uno de nosotros. Para no vivir en esa especulación e incredulidad que decepciona y destruye a los pueblos, debemos de fomentar el amor verdadero desde el corazón, desde el íntimo sentir del alma.
Mas el amor existe: se palpa, se siente en el aire pero no se expresa debidamente. Si no existiesen las columnas o artículos como este, toda la esencia del amor se escondería dentro de los pliegos y plumas que escriben de todo, menos del sentimiento que rige al ser humano: el amor.
Y sólo se habla de la última noticia: ensordecedora, extrema, muy difícil de comprender dentro y fuera del lapso grotesco en que vivimos.  Nuestro tiempo, que grita y llora desesperadamente los infortunios y las desgracias de la vida, obvian el sentir próspero del afecto que se oculta detrás de la miseria.
El amor que se desdobla en la Biblia, en el Cantar de los Cantares, es el amor que no se compra ni se vende sino que se extiende, se dona, se favorece por sobre todas las cosas. El cantar de los Cantares fue escrito para exaltar “el mejor (o más bello) de los cantares”. Dividido en seis poemas o cantos, y bajo la forma de diálogo entre el amado y la amada, con la ocasional intervención de un grupo de acompañantes –como un coro celestial– exaltando el amor sincero, puro y límpido entre dos personas.
Algunos de sus cánticos parecen ser atrevidos y han de considerarse a la luz de otro tiempo y de un medio en que prevalecía la sencillez y la naturalidad tan característica de estos cantos nupciales.
¿Por qué no se cantan ahora como cantó Salomón las sonatas dirigidas al amor? ¿Y por qué no podemos dedicarle un minuto al amor como Dios manda, sin que salgan a relucir las depravaciones del mundo?
El amor es lo único que transforma al hombre y lo humaniza y lo convierte en un ser admirable, es el sentimiento que nace del corazón, desde la delicada ola de virtud en que se completa la santísima plenitud de la vida.
El amor es un don de Dios que viene a rescatar lo puro y logra salir de la oscuridad que quiebra la divinidad de todo lo divino en copa de bronce, que ha llegado para redimirnos de las miserias, de los dolores en que somos siempre los perdedores.
El amor es la oración que suplica el alma todos los días, la única bandera que cubre el cuerpo en tiempos de falsos dioses, en días de desolación cuando el temor y las dudas son el eterno sacrilegio vibrando en el tiempo en que vivimos.
El amor prevalece aunque existan inconvenientes y se pierda la gratitud nata del hombre, la grata cortesía, el saludo cordial en las mañanas, el agradecimiento, el cariño y la amistad, la simpatía, la benevolencia, la compasión, la dulzura y caridad entre la gente.   Pero todas esas virtudes hay que aclamarlas, hacerlas nuestras, propagarlas como se propaga el fuego en tiempos de victoria.  
El amor jamás dejará de existir, de ningún modo veremos irse la esencia que nos depara Dios disolverse en el corto tiempo en que vivimos, y que es parte del tiempo que gustamos como dice este Versículo del Cantar de los Cantares: “Mi amado me dijo: «Levántate, amor mío; anda, cariño, vamos. ¡Mira! El invierno ha pasado y con él se han ido las lluvias. Ya han brotado flores en el campo, ya ha llegado el tiempo de cantar, ya se escucha en nuestra tierra el arrullo de las tórtolas. Ya tiene higos la higuera, y los viñedos esparcen su aroma” Capítulo 2: 10,13.

 Noris Capin



Trabajo manual hecho de papel por Noris Capin
 

EN LA TARDE

No habrá ida
ni vuelta
a los salones
en donde vi
su risa, detrás
de los edificios
agrupados,
de artificiales
árboles,
de sofisticados
sueños
en donde 
nada es cierto,
en donde todo
es imperfecto
como el amor.
Las voces suenan
como en días
plenos de olvido,
de hierba azul,
de amor triste
en la tarde.

 
 
PLENITUD DE AMOR
Permite que el destino te sorprenda
y que el amor en ti permanezca
como un río fértil, como una prenda
fresca sobre tus hombros.
Que el destino te descubra y el amor
te sonría como nunca, con la certeza
de que será para siempre su plenitud
entre las flores.
Que el recuerdo no envejezca,
que tus ojos no lloren frente a Dios,
frente a la ofensa, que no se pierda
la más mínima juventud de tus ojos
desde el ocaso y hasta que amanezca.

 

domingo, 1 de febrero de 2015

El amor desde la altura de Dios

VISITANTES: 43
El amor desde la altura de Dios


"Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena,
o címbalo que retiñe."
                                                           1 Corintios 13:1

En este mes del amor he escuchado varias versiones acerca del significado del amor y aún no encuentro las exactas palabras para expresar y compartir mi opinión relacionado a este incalculable  sentimiento.  El amor, es una enorme fracción del ser humano que dicta y supera los deseos de vivir convirtiéndose en un regalo que proviene de Dios Todopoderoso.
Ahora bien, si me pongo asimilar todo lo elevado del amor y todo lo noble del amor, no tendría la capacidad o el tiempo para compartir esta emoción con ustedes, ya que es infinito.  Sin embargo hay mucho carretel e hilo para hablar de la sensibilidad que encierra este sentimiento que amplía la vida del ser humano y lo engrandece.
El amor es como el aire que respiramos, es la ternura que no se puede ver o tocar porque está en nosotras y somos, en cierta forma, somos nosotras mismas la esencia del  amor. Existe, pues, en las personas que nos rodean y en todo lo que expresamos o hacemos en grandes cantidades.
Porque todo se basa en el amor y, sin amor, no existe la riqueza interna que se desborda en todo lo que se realiza diariamente y, hasta lo más insignificante, hay un poderoso vestigio de amor.  Desde el amanecer hasta la hora del descanso, el amor juega un papel extraordinario en la vida del hombre.   Dice la Palabra de Dios en 1 Corintios 13, 2 lo siguiente: "Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy."
El amor es el confín del Universo, es la frontera que no tiene división porque va en línea recta, es el umbral de todo presente y pasado ya que por amor se han creado los sentimientos de dicha y dolor. Es, por consiguiente, el perímetro que rasga las cortinas de la mente para abrirse de nuevo en el corazón con la fuerza inefable que levanta a un ser de la fosa.
Es, para ser más elocuente, la tierra sagrada que evoluciona su honra debajo de nuestros pies y crece dentro del alma a través de todos los tiempos y en medio de todos los reveses y desdichas que surgen todos los días.
Dicen que enamorarse no es amor y puede que sea cierto. Yo pienso que el amor nace y no se obliga, se siente, porque es un don que nos regaló Dios;  no tiene camino ni itinerario sino que se extiende y se desarrolla por sí mismo con la fuerza inesperada de la nobleza y la consagración.
El amor es la generosidad y la paciencia, el afecto, el respeto, la reverencia y la admiración que se atributa a todo amor que surge de la persona.   Y no necesariamente tiene que ser románticamente expresado porque el amor lo es todo, sino también se puede exteriorizar con la familia, las amistades y con los pobres de la tierra ya que se asemeja aún más al amor de Dios.  Lo dice Dios en Su Palabra: "Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve." 1 de Corintios 13,3.
El amor es como todo en la vida, si no hay devoción hacia otra persona, si no existe la consideración y la cortesía, nos convertiríamos en un robot sin alma. Nos transformaríamos en gentes sin generación y en personas sin sensibilidad o emoción hacia otros.
El amor permanece y sobresale más allá de las miserias y los desvanecimientos naturales del ser y, si no fuera así, seríamos  vasijas vacías, objetos inservibles, frágiles criaturas hechas de piedra y cuerpo.    La importancia del amor no es amar a lo loco o a tientas, sino más bien es donar lo mejor de ti misma en los momentos más decisivos y verdaderos de la vida.
El romanticismo es divino y es parte de nuestra cultura, es por lo tanto el vínculo que ennoblece hasta la raíz del ser y se propaga ya que nunca se vulgarizaporque transciende y se abre camino y se echa a volar como los pájaros buscando un nido.
Confiemos en el amor que es el impulso que nos ha dado Dios para que seamos mejores seres humanos, menos egoístas, y más consientes de que todo AMOR con mayúscula es entregado por Dios para la salvación y el resguardo de nuestra alma, espíritu y corazón.
noris capin

domingo, 18 de enero de 2015

Misericordia ,Señor, para el año 2015

VISITANTES: 164
6
Obra de Noris Capin
Misericordia ,Señor, para el  año 2015

«Yo, el Señor, juro por mi vida
que todos ellos serán como joyas que te pondrás,
como los adornos de una novia.
»

                                                            Isaías 49: 18
Feliz Año a todos ustedes, amigos, espero que este período venidero de doce meses les sea agradable a ustedes y a Dios, para que sus planes y trayectos sean bendecidos y consagrados a Él con fe y esperanza.
Al llegar el nuevo año, todo lo que debemos pedir a Dios es misericordia, benevolencia, comprensión y discernimiento.  Todos necesitamos de la misericordia de Dios para vivir la vida en Su Gracia y Divinidad.  Todos precisamos benevolencia que es la tolerancia de las faltas que podemos ver en nosotros mismos y en los demás. Requerimos comprensión y entendimiento para ver nuestros errores y corregirlos, para que las decisiones y conclusiones que forjamos sean juzgados y perdonados a la orden de Dios. Nos hace falta discernimiento, también, para que nuestros proyectos y pensamientos concuerden y sean una bendición para el prójimo y para el bien nuestro.
Estamos viviendo momentos difíciles, tiempos de gran aturdimiento e infinita consternación. La vida de hoy no permite entrar a la persona en una fase interna, profunda, en donde se puede regresar  a la iniciación del ser, a la consagración de lo básico y a la persistencia de lo primordial que es definitivamente el camino de Dios.
El ser humano se ha convertido en una vasija seca, vacía, que suele ser el recipiente por donde se ha filtrado el agua que Dios derramó a la hora del nacimiento del hombre. Sin querer, el ser humano se zambulle, diariamente, en el mar de las confusiones y del mal. 
Se han perdido los valores que nos inculcaron nuestros padres, los hemos dejado ir detrás de los dioses que no nos permiten ser nosotros mismos.  Dioses con nombres propios no de carne y hueso sino nombres que nos alejan de muchas cosas que no tienen que ver con el espíritu y el alma como el dinero, la envidia, el rencor y la corrupción.
En este nuevo año, que ha comenzado ya, debemos hacerlo nuestro, concebir las cosas a medida de la misericordia de Dios que es lo máximo que le podemos pedir en nuestras oraciones.
Y tenemos que decirle "fuera" a los estreses que nos llevan a la depresión y a los ataques de ansiedad que tan populares son en estos tiempos, y debemos acunar lo indispensable, lo hondo, lo inefable que viene de Dios para nuestra salvación.
¿Y es que no nos damos cuentas, amigos, que el bien que disfrutamos viene solamente de Dios?
¿Acaso no entendemos que las cosas materiales son codicias y deseos de consumismo, de tendencias pretenciosas que perduran solo un instante y se van? 
En el cielo reina la misericordia de Dios que no ve el color de tu piel o el acento con que pronuncias Su nombre. Él no se fija en tu ropa ni se da cuenta de tu calzado, solo se repara en tu infinito y sincero amor.
El Señor escucha tus peticiones y te concede, según su voluntad, tus encargos y súplicas en extensa benevolencia, en amplia comprensión y fidelidad para que tú disciernes y lo comprendas.  Te da, por supuesto, según Su criterio y de acuerdo a tu constancia, a tu carácter humilde y a tu perseverancia de corazón.
Dice la Palabra de Dios en Apocalipsis 15: 3 lo siguiente: «Grande y maravilloso es todo lo que has hecho, Señor, Dios todopoderoso; rectos y verdaderos son tus caminos, oh Rey de las naciones.» Aquí les invito a leer el grandioso poema de José María Gabriel y Galán que es admirable y de gran sabiduría.
noris capin
 
POEMA

"En la sierra, y en el monte, y en el valle,
y en el río, y en el antro, y en el piélago
dondequiera que mis ojos se posaron,
dondequiera que mis pies me condujeron,
me decían: —¿Ves a Dios? todas las cosas,
Y mi espíritu decía: Sí, le veo.
 —¿Y confiesas? Y confieso,  —¿Y amas?
Y amo.  —¿Y en tu Dios esperas?
Si, en Él espero."
 

José María Gabriel y Galán
1870

Obra de Noris Capin
"Ropa al Aire"

CADA VEZ EL TIEMPO


Cada vez que pienso

en el resurgir del tiempo,

no hago más que mirar

lo que nunca más vendrá.

Y pasan los días y regresan

las noches a oscurecer

los pensamientos,

a hacerlos  mártires sin fe

dentro de la consciencia

que poco pide al despertar.

Oh cada vez que pienso

que ya nada renace,

que nada se rejuvenece

como al principio,

como el perpetuar

de algún verso apenas leído

o escasamente aprendido

en el aire, me niego a estar

a media luz o a morir.

Una asignación del destino

me permite verme de cerca,

en la máxima austeridad

que me impongo, en tiempo

cierto, en la única salida

a toda la costumbre de ver

la vida o abrazarte.


noris capin

 



domingo, 11 de enero de 2015

QUISE HABLAR

VISITANTES: 39
QUISE HABLAR
 
Quise hablar, pero no hubieron palabras.
Quise decir tantas cosas, pero no estuvo
el tiempo a mi lado para alegrarme.
Fue un propulsión no dada por los ángeles
y sólo la oportunidad cumple sus horas.
Pero el silencio, es el malévolo fuego eterno
del alma, que vale sino un centavo dentro
del centro de la aurora.
Y lastima y no puedo decir que es una fiesta
cuando río  ni hay soledad cuando lloro
si no más bien es una oculta e intensa pena.
Quise hablar, pero nadie escucha,
quise decir tantas cosas que ya nadie oye
y en cambio solo palabras.


Obra de Noris Capin "Estampa de una flor"
2013
EL COLOR DE MIS COLORES


¿Será negro el color del vacío
o será azul su destello gris?
Tan grande, tan terco qué bien

pudiese ser carmesí su albor

cobrizo...

¿Qué colores usaría para forjar

los rizos, del azul del mar,

con el pincel de la nada?

¿De qué tono será el desierto,

será parca su media luna o nívea

su dura cerviz?

De tierra pinto mi sol, de grana
mi senda, mi canto y mi abrigo,
a ellos les pondré mi brillo
a ver si puedo percibir el amor
 desde aquí.
¿Será negro el cuadro del vacío
o de violeta- verde su salvaje
desperdicio?
¿De qué rojo la sabía o el rocío
que permanece en el tiempo
inaugural de los soles?
¿En qué panel lograré mi noche
y en donde hallaré el papel
para tantos colores a llorar?
 
 

noris capin